Última actualización: 2022-01-17

Contraste:

AltoNormal

Facebook Portal Marítimo Colombiano Instagram Portal Marítimo Colombiano Twitter Portal Marítimo Colombiano  You tube Portal Marítimo Colombiano


Logo Dimar
Logo Ministerio de Defensa
Logo Gobierno de Colombia

Sector Marítimo

Blog listing

17/01/2022 - 15:05

Con el 2021 se inició un nuevo reto para los colombianos con la reactivación económica de los diferentes sectores productivos del país, una tarea que desde la Dirección General Marítima (Dimar) nos llevó a adoptar nuevos protocolos de seguridad para propiciar un ambiente seguro que permitiera estar en funcionamiento a pesar de la emergencia sanitaria nacional provocada por la Covid-19.

 

A través de las 18 capitanías de puerto marítimas y fluviales, 2 centros de investigaciones científicas marinas, 8 estaciones de control y vigilancia de tráfico marítimo y fluvial, 3 grupos de señalización marítima y un Centro Nacional de Alerta por Tsunami, continuamos velando por la seguridad en la navegación, la protección de la vida humana en el mar, los bienes de uso público y la protección del medio marino.

 

Para garantizar el tránsito seguro de embarcaciones en el territorio marítimo colombiano, la Autoridad Marítima cumplió con la cobertura del 96,9% de ayudas a la navegación entre las que se incluyen 238 boyas, 68 faros, 22 balizas y 18 enfilaciones; de estas 346 ayudas, se instalaron 251 que cumplen a cabalidad con las recomendaciones internacionales emitidas por la IALA; esto permitió que 103.076 naves de bandera nacional e internacional arribaran a puertos colombianos permitiendo el correcto funcionamiento de las cadenas de suministro de alimentos, materias primas y bienes de primera necesidad, así como el transporte de pasajeros.

 

Con la apertura de las fronteras marítimas, se dio la bienvenida a 23 cruceros con todos los protocolos de bioseguridad dispuestos por el Gobierno Nacional; los cruceros provenientes de Aruba, Estados Unidos, Honduras, Panamá, Costa Rica y México, impulsaron la reactivación del sector turístico que venía retomando la normalidad con el desarrollo de las temporadas vacacionales, donde se han recibido 469.972 visitantes que transitaron en las zonas costeras e insulares del país.

 

La Dimar también garantizó la seguridad en las instalaciones portuarias con 116 inspecciones que permitieron verificar las condiciones de seguridad para la recepción de buques; asimismo, se llevaron a cabo 11.871 inspecciones en prevención de contaminación en el medio marino vigilando la carga y descarga de hidrocarburos, tránsito de mercancía peligrosa, recepción de basuras y diferentes contaminantes del mar.

 

Con el fin de mantener la navegación segura, se avanzó un 67% en la implementación de la iniciativa app “Navega Seguro” para equipos móviles que se viene desarrollando en el marco del convenio Universidad Católica de Colombia y Dimar (2020-2022), con el fin de brindar una herramienta tecnológica de datos oceanográficos y de meteorología marina para la toma de decisiones en actividades náuticas y costeras, mostrando en tiempo real el comportamiento de la presión atmosférica, viento, temperatura del aire, humedad relativa, precipitación y nivel del mar.

 

Desde el Centro Nacional de Alerta de Tsunami (CNAT) también se veló por la seguridad de los colombianos, atendiendo 11 eventos sísmicos que activaron el Protocolo Nacional de Detección y Alerta de Tsunami, de los cuales ninguno generó una amenaza para Colombia.

 

La participación científica también fue protagonista en los logros de la Dimar, donde se destaca el reconocimiento como Centro de Investigaciones Oceanográficas e Hidrográficas sede Caribe y Pacífico por parte del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación por un período de cinco años a través de la resolución 1754 del 07 de septiembre de 2021.

 

Con éxito también se llevó a cabo la I Expedición Científica Pacífico, Bocas de Sanquianga, que se desarrolló en el marco del Plan Nacional de Expediciones Científicas Pacífico 2018– 2023, con el objetivo de ampliar el conocimiento y aportarle al desarrollo sostenible de las áreas marinas y costeras del país; así como la Expedición Seaflower Plus 2021 que tuvo como objetivo la actualización de los mapas de coberturas de ecosistemas en el ambiente sumergido del Archipiélago, así como identificar un portafolio de áreas prioritarias de restauración, rehabilitación y recuperación, después del paso de los huracanes ETA e IOTA.

 

Asimismo, junto a Cotecmar se avanza en el proyecto del nuevo Buque de Investigación Científico Marina que llegará a potencializar áreas del conocimiento oceánico como la Geología, Hidrografía y Meteorología; además de brindar apoyo técnico y científico en las operaciones navales, exploración y explotación racional de los recursos marinos. La Unidad se convierte en la primera de su categoría en tecnología, innovación e investigación que se construye en Colombia y cuenta con los requerimientos de navegación para viajar hasta la Antártida. De igual forma, hace parte de la generación de desarrollo económico de Cartagena, en el cual se están generando 400 empleos directos, 1.200 empleos indirectos y 400 empleos inducidos, lo que representa cerca de 245.000 horas de trabajo.

 

En la agenda de Dimar tuvo prioridad el apoyo a la reconstrucción y la reactivación del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, poniendo a disposición el buque ARC “Caribe” que en el marco del Plan Renacer trasladó víveres, agua, materiales de construcción y vehículos. Hasta el momento ha recorrido 13.123 millas en quince (15) viajes transportando 382 personas entre personal militar, civil y tripulación; además de 120 vehículos, 12 lanchas, 470 contenedores y 309.006 galones de agua, sumando 3.458 toneladas de ayudas humanitarias.

 

Sin duda alguna, entre las acciones que destaca Dimar está su  compromiso con las mujeres que hacen historia en mares, ríos y puertos, teniendo por primera vez a mujeres en cargos como la dirección del Centro de Investigación Oceanográfica e Hidrográfica del Pacífico (CCCP) con la Capitán de Corbeta Nathalia María Otálora Murillo; en la Capitanía de Bahía Solano a la Teniente de Fragata Mónica Sánchez Cifuentes y a  la Teniente de Corbeta Daniela García Ospino como Comandante del buque ARC “Ciénaga de Mallorquín”.

 

Con este nuevo año 2022, Dimar continuará articulando estrategias y acciones que garanticen la seguridad integral marítima y salvaguarden la vida humana en el mar en el desarrollo de sus actividades marítimas, fluviales y costeras.

 


Con el fin de apoyar la reactivación económica del país que se desarrolla en el país después de la emergencia sanitaria ocasionada por la Covid-19, la Dirección General Marítima (Dimar) autorizó la reducción transitoria de la tasa de interés para los deudores de obligaciones a favor de la Dimar, decisión radicada en la Resolución 1198 del 28 de diciembre del 2021, mediante la cual se expone que:

 

•         Son susceptibles a la aplicación de reducción de intereses las obligaciones que presenten mora en el pago de los servicios prestados por Dimar (SEMAR, Fondeo, Derechos Marítimos e Intereses) que no hayan sido canceladas oportunamente y que se encuentren en etapa de cobro persuasivo.

 

•         No habrá lugar a la aplicación de reducción de intereses a las obligaciones que se encuentren en etapa de cobro coactivo ante el Grupo de Jurisdicción Coactiva del Ministerio de Defensa Nacional.

 

•         Hasta 31 de enero de 2022, respecto de las obligaciones que presenten mora en el pago al 30 de noviembre de 2021, que se encuentren en etapa de cobro persuasivo, se reducirán y liquidarán en los siguientes términos: la tasa de interés moratoria establecida en las resoluciones de tarifas en el desarrollo de la Ley 1115 de 2006, será liquidada diariamente a una tasa de interés diario que sea equivalente al 20% de la tasa de interés moratorio. En consecuencia, se establece una reducción del 80% del interés que le corresponde por dicha deuda.

 

•         Hasta 28 de febrero de 2022 con respecto a las obligaciones que presenten mora en el pago al 30 de noviembre de 2021, que se encuentren en etapa de cobro persuasivo, las tasas de intereses moratorios se reducirán y liquidarán en los siguientes términos: la tasa de interés moratoria establecida en las resoluciones de tarifas en el desarrollo de la Ley 1115 de 2006, será liquidada diariamente a una tasa de interés diario que sea equivalente al 40% de la tasa de interés moratorio. En consecuencia, se establece una reducción del 60% del interés que le corresponde por dicha deuda.

 

La Autoridad Marítima continúa comprometida con la comunidad y el desarrollo marítimo del país; por ello, apoya estas medidas que benefician al gremio marítimo.


Colombia continúa fortaleciendo sus protocolos de respuesta ante una alerta de tsunami en coordinación con las Autoridades de Ecuador con quienes se desarrolló un ejercicio de tsunami para probar el “Intercambio de información durante emergencias en zonas limítrofes”.

 

En este caso, la Dirección General Marítima (Dimar), a través del Centro Nacional de Alerta de Tsunami, junto con la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres de Colombia y el Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias de Ecuador, realizó la simulación con el escenario del sismo histórico del 12 de diciembre de 1979 en la zona de subducción Colombia – Ecuador que desencadenó un tsunami.

 

El ejercicio de alerta inició con la emisión de un boletín informativo por parte del Servicio Geológico Colombiano (SGC) por un sismo de magnitud 8.1 con epicentro en Tumaco, Nariño; posteriormente se activó el Protocolo Nacional de Detección y Alerta de Tsunamis de Colombia, desarrollado además por las entidades que hacen parte del del Sistema Nacional de Detección y Alerta de Tsunami (SNDAT).

 

Una vez se activó la alerta se activó, también se evalúo el flujo de información binacional y el respectivo Sistema de Alerta Temprana (SAT) en el perfil costero; revisando el estado declarado, la evolución del evento y las afectaciones que tendría en las costas del Pacífico de Colombia y Ecuador.

 

La participación en estos eventos de tipo nacional e internacional, han permitido verificar el funcionamiento de los procedimientos de comunicación entre los centros nacionales de alertas contra los tsunamis y así mejorar continuamente los procesos para tener una adecuada respuesta en caso de presentarse una alerta de esta categoría.

 

De igual forma, la Dirección General Marítima reafirma su compromiso con la seguridad integral de las comunidades costeras haciendo énfasis en la importancia de actualizar los planes de gestión de riesgo de desastres, proyectos y acciones que permitan mitigar los efectos de un posible evento de origen marino.


La Dirección General Marítima (Dimar), a través de la Capitanía de Puerto de Buenaventura, en articulación con la Armada de Colombia, pone en marcha acciones, actividades y jornadas de seguridad marítima, terrestre y fluvial en el marco de la temporada vacacional de fin de año, que inició el pasado 15 de diciembre y tendrá lugar hasta el mes de enero de 2022.

Los hombres y mujeres que integran la Fuerza Naval del Pacífico y la Dirección General Marítima, son los encargados de garantizar la seguridad de los propios y visitantes que arriban a los diferentes atractivos turísticos de esta zona del país, permitiendo el tránsito seguro de las personas desde los puertos, y reaccionando de forma oportuna ante cualquier emergencia.

La época decembrina convierte al Pacífico colombiano, en uno de los destinos preferidos por muchos turistas; por tanto, la Armada de Colombia, en coordinación con Dimar, las autoridades civiles, y con el apoyo de la comunidad, ha diseñado un plan para garantizar la seguridad y la tranquilidad de los habitantes y de los turistas.

Dentro del Plan “Acorazado”, como ha sido denominado el fortalecimiento de los dispositivos de seguridad, se contempla el despliegue de tropas y Unidades de Superficie, aeronaves y Guardacostas de la Armada de Colombia en el norte, centro y sur del Litoral; así mismo, se prestará una especial atención a los 5 Parques Nacionales Naturales del litoral Pacífico: Gorgona, Malpelo, Sanquianga, Uramba y Utría.

Por ello, para recibir esta temporada, las autoridades implementaron las siguientes acciones: inspecciones operativas para verificar el estado de las embarcaciones de transporte turístico inscritas ante la Autoridad Marítima colombiana, corroborando que cuenten con los equipos de salvamento, emergencia y comunicación a bordo, además de licencias de navegación, permisos y documentación.

Adicionalmente, se efectúan diversas visitas a la Bocana, Piangüita, Piangüa Grande, Magüipi, Juanchaco, Ladrilleros y La Barra, donde se verifican las condiciones de estos espacios, e implementación de los protocolos de bioseguridad establecidos.

Asimismo, a través de las Brigadas de Infantería de Marina No. 2 y 4, se mantendrán tropas desplegadas en los principales afluentes fluviales del litoral Pacífico, igualmente, las Estaciones de Guardacostas de Buenaventura, Tumaco y Bahía Solano, en coordinación con la Policía Nacional, mantendrán control y realizarán actividades de prevención en costas y playas; por último, la Autoridad Marítima, efectuará acompañamiento, control y seguimiento a las embarcaciones que zarpen desde los muelles autorizados, en aras de garantizar una navegación segura con cero siniestros o situaciones que pongan en riesgo  la vida humana en el mar.

Para finalizar, Dimar y Armada de Colombia recomiendan a la comunidad en general acatar las siguientes recomendaciones de seguridad en esta temporada vacacional, que tienen el objetivo de salvaguardar la vida humana: usar el chaleco salvavidas durante los desplazamientos en lancha, no entrar al mar en estado de embriaguez, exigir  al motorista los elementos básicos para la navegación, respetar los boyarines y señales de cada playa, no arrojar basuras o desechos al mar, utilizar los implementos de bioseguridad en aras de evitar contagios, no abordar embarcaciones que ofrezcan servicio de transporte en muelles que no están autorizados; adicionalmente, informar cualquier situación de emergencia que se presente a las líneas gratuitas 146 y 147 disponibles las 24 horas.  

 

La Dirección General Marítima y Armada de Colombia continuarán articulando estrategias y acciones que garanticen jornadas seguras con cero siniestros o situaciones que pongan en riesgo la vida humana durante el desarrollo de la temporada vacacional de fin de año; igualmente, le extiende una invitación a la comunidad en general, para que acate las recomendaciones emitidas por las autoridades competentes, con presencia permanente en el muelle turístico,  motonaves y playas y ríos de la jurisdicción.


Con el inicio de una nueva temporada vacacional para despedir el año 2021, la Dirección General Marítima (Dimar) continúa comprometida con la seguridad marítima y fluvial del territorio colombiano, donde los visitantes podrán disfrutar del gran atractivo turístico que ofrecen las diferentes regiones que trabajan por la reactivación económica del país después de la emergencia sanitaria ocasionada por la Covid-19.

 

La Autoridad Marítima ha dispuesto de todas sus capacidades técnicas, humanas y logísticas para permitir el disfrute de unas vacaciones seguras; por eso ha desplegado más de 200 hombres y mujeres que estarán en todos los puntos de embarque autorizados hacia las playas de vocación turística, además estarán apoyados por ocho botes bahía mayor de Dimar y Unidades de Guardacostas de la Armada de Colombia que supervisarán el desarrollo de las actividades marítimas y fluviales en jurisdicción de Dimar.

 

Asimismo, las playas habilitadas contarán con los protocolos de bioseguridad para prevenir la propagación de la COvid-19; Dimar también ha verificado el estado de las embarcaciones de transporte turístico inscritas ante la Autoridad Marítima corroborando que estas cuenten con los equipos de salvamento, emergencia y comunicación a bordo; también que cuenten con las licencias, permisos y documentación vigente que garantice el óptimo transporte de pasajeros.

 

De igual forma, las Capitanías de Puerto han realizado los controles respectivos en asocio con las autoridades civiles, militares y turísticas, con el fin de optimizar el control de las actividades marítimas y fluviales que se desarrollan para prevenir el riesgo de ocurrencia de siniestros marítimos y/o fluviales.

 

La Autoridad Marítima velará por la seguridad en la navegación, la vida humana en el mar y la protección del medio marino, en esta temporada vacacional de fin de año que se extenderá hasta el próximo 15 de enero del 2022.


Con el fin de articular recursos técnicos, humanos y logísticos que permitan fortalecer la investigación científico-marina y el monitoreo del comportamiento de las condiciones océano-atmosféricas presentes en las zonas marítimas, insulares y costeras de Colombia, el Director General Marítimo, Vicealmirante José Joaquín Amézquita García, y la Directora del Ideam, Yolanda González Hernández, firmaron el Convenio Marco de Cooperación.

 

La firma del convenio que se llevó a cabo en las instalaciones de la Dirección General Marítima(Dimar), en Bogotá, también tiene como fin reafirmar el intercambio de conocimientos científicos y técnicos en el análisis meteorológico y oceanográfico del país, relacionando los proyectos de investigación que involucren este tema.

 

“Dimar tiene con el Ideam una historia que se remonta a tres décadas de colaboración interinstitucional, cuando en los inicios del servicio de meteorología marina al interior del Centro de Investigaciones Oceanográficas e Hidrográficas del Caribe (CIOH) se llevaba a cabo la observación de las condiciones en la bahía de Cartagena e Islas del Rosario, Isla Naval, cuando se tenían dos estaciones sinópticas principales análogas que permitían conocer las condiciones atmosféricas en la región. Aunque no existía un convenio formal, nuestras áreas técnicas siempre se apoyaron mutuamente con la información. Hoy celebramos este convenio que permitirá a las dos instituciones un significado tangible e inmediato de la ciencia e investigación”, puntualizó el Vicealmirante José Joaquín Amézquita.

 

De igual forma, el convenio garantiza intercambiar experiencias y conocimientos en áreas específicas como pronósticos, monitoreo de nivel del mar, cooperación internacional en asuntos meteorológicos marinos y acceso a desarrollo de capacidades en áreas propias de la meteorología marina; así como intercambiar las capacidades y experiencias desarrolladas por el Ideam en meteorología y actividades de modelación numérica atmosférica.

 

“El océano también es Colombia, por eso, debemos seguir caminando juntos en el fortalecimiento de la investigación y los procesos de monitoreo de las condiciones meteomarinas que nos permitan generar estrategias para nuestras comunidades”, indicó Yolanda González, Directora del Ideam. 

 

La Dirección General Marítima continúa comprometida con el trabajo interinstitucional, con el propósito de garantizar la preservación de la vida humana en el mar, la protección del medio marino y la investigación científico-marina.

 


Con la finalidad de mostrar los avances en investigación, desarrollo tecnológico e innovación en temas de defensa y seguridad, inició Expodefensa 2021, la Feria Internacional de Defensa y Seguridad más importante de Latinoamérica, donde se concentran delegaciones de 23 países para conocer los proyectos que se adelantan para fortalecer las labores de inteligencia, vigilancia y control del territorio colombiano.

 

El evento, que se llevará a cabo hasta el próximo primero de diciembre en Corferias, cuenta con la participación de la Dirección General Marítima (Dimar) que en un stand inspirado en el buque ARC "Golfo de Tribugá", unidad a flote tipo buque de desembarco anfibio de la Armada de Colombia, expone de forma interactiva los diferentes proyectos que desarrolla en ciencia, investigación marino costera y seguridad marítima y portuaria.

 

En este espacio con zonas audiovisuales que permite a los visitantes acercarse a cada uno de los proyectos de la Dirección General Marítima, también expone muestras tecnológicas de las Escuelas de Formación de la Armada de Colombia y la Comisión Colombiana del Océano, así como demostraciones de las capacidades de la Infantería de Marina, Guardacostas, Fuerzas Especiales Navales y Buceo y Salvamento.

 

“Los invito a que nos acompañen en esta nueva versión de Expodefensa, en el pabellón de la Dirección General Marítima y la Armada de Colombia, donde tendremos la oportunidad de contarles qué estamos haciendo por el país y construir con ustedes este país marítimo que tanto nos interesa”, puntualizó el Vicealmirante José Joaquín Amézquita García, Director General Marítimo.

 

La Dirección General Marítima continúa trabajando por la consolidación de Colombia como país marítimo y mostrando sus capacidades en investigación científico marina y el fortalecimiento de la seguridad integral marítima y fluvial con todos sus avances tecnológicos.

 

Para tener en cuenta:

 

-         La apertura de Expodefensa contó con la participación del Presidente de Colombia, Iván Duque Márquez y el Ministro de Defensa, Diego Molano Aponte.

 

-         Expodefensa recibirá a más de 10 mil visitantes entre el 29 de noviembre y el primero de diciembre, en Corferias.

 

-         Asisten delegaciones de 23 países y alrededor de 228 expositores.

 

-         A través de Expodefensa, las empresas del sector Defensa promueven la cultura de la innovación, sostenibilidad y calidad.


Con el objetivo de proteger los cables submarinos, indispensables para mantener la comunicación digital en el Caribe colombiano, la Dirección General Marítima (Dimar), a través del Servicio Hidrográfico Nacional (SHN), adscrito al Centro de Investigaciones Oceanográficas e Hidrográficas del Caribe (CIOH), realizó por primera vez la carta temática de cables submarinos.

 

Estos cables, que son elementos fabricados con propiedades de fibra de vidrio y tecnología de amplificación óptica, son indispensables para transmitir información que permita la conexión digital a nivel mundial.

 

Por eso, “es de gran importancia dar a conocer la ubicación de estos cables en el fondo marino, con el fin de prevenir daños y rupturas en esta infraestructura, causados por el tránsito de embarcaciones", aseguró Ludys Castro, cartógrafa del SHN.

 

Para la elaboración de esta carta temática fue necesaria la recopilación de datos de las empresas de telecomunicaciones y así generar la graficación de su posición.

 

De acuerdo con esta información, se estableció que en el fondo del mar Caribe colombiano se encuentran doce cables de telecomunicaciones, de allí la importancia de dar a conocer a través de este producto desarrollado por profesionales de la Dimar y que se encuentra disponible en la tienda náutica.

 

De esta manera la Dimar continúa aportando conocimiento, ciencia y tecnología al servicio de Colombia y el mundo.


A un año del paso del huracán Iota que generó incertidumbre, caos y destrucción en el Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, la Dirección General Marítima (Dimar) continúa apoyando la reconstrucción de la isla poniendo a disposición sus recursos humanos y tecnológicos con los más altos estándares de calidad, ciencia y tecnología, permitiendo así el bienestar de la comunidad isleña y raizal.

 

Así inició nuestro trabajo en el Archipiélago teniendo como principal objetivo la habilitación del canal de acceso marítimo del Puerto de Providencia, y la recuperación e instalación de trece (13) boyas del canal que fueron removidas de su posición, una tarea que se realizó con el buque multipropósito ARC "Roncador" y el Grupo de Señalización Marítima del Caribe (Semac); su correcto funcionamiento, permitió el ingreso de cuatro buques de la Armada de Colombia y un buque de abastecimiento del Ejército de Estados Unidos, así como embarcaciones civiles, que arribaron con diferentes ayudas.

 

Con el apoyo del buque oceanográfico ARC "Malpelo" también se intervinieron 35 boyas y 15 faros, fortaleciendo así la seguridad en la navegación para las embarcaciones que hacen tránsito por el Archipiélago con fines turísticos, comerciales y de asistencia humanitaria en la recuperación de esta zona insular.

 

A través de la Capitanía de Puerto de Providencia se restableció de manera oportuna el control del tráfico marítimo, permitiendo el ingreso 290 embarcaciones con ayudas humanitarias; actualmente, los funcionarios de la Capitanía prestan sus servicios desde unas instalaciones temporales tipo contenedores, donde se han apoyado todas las labores de la recuperación de las naves y demás actividades propias del gremio marítimo.

 

Velando por la seguridad integral marítima, se han expedido un total de 20 licencias de navegación y 27 matrículas, destacando el apoyo que se realiza al gremio de pesqueros artesanales, con el fin de restablecer esta importante actividad para la población. De igual manera, se han inspeccionado 121 motonaves que han arribado al Puerto de Providencia para la descarga de 1.136.980 galones de combustible, sin afectar el medio marino.

 

A las labores de transporte de ayudas se unió el buque ARC “Caribe”, que zarpó en el marco del Plan Renacer para apoyar el traslado de víveres, agua, materiales de construcción y vehículos. Hasta el momento ha recorrido 13.123 millas en catorce (14) viajes hacia el Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, transportando 382 personas entre personal militar, civil y tripulación; además de 120 vehículos, 12 lanchas, 470 contenedores y 309.006 galones de agua, sumando 3.458 toneladas de ayudas humanitarias.

 

Desde el Centro de Investigaciones Oceanográficas e Hidrográficas del Caribe (CIOH) se llevó a cabo la instalación de una estación meteorológica para la generación de alertas tempranas en la isla de Providencia; asimismo, servirá para obtener información en tiempo real sobre fenómenos meteomarinos con la generación y análisis de indicadores relacionados con precipitaciones, presión atmosférica, dirección y velocidad del viento, radiación solar, temperatura y humedad relativa. Registros que a su vez contribuyen con la evaluación y toma de decisiones por parte de las autoridades en caso de enfrentarse a condiciones meteorológicas adversas.

 

De igual forma, con el personal del Área de Manejo Integrado de Zona Costera (AMIZC) del CIOH, se realizó el levantamiento topográfico de la línea de costa del sector de Playa Agua Dulce, ubicada al oeste de la isla, así como el reconocimiento de los perfiles de playa y se tomó un muestreo en la represa Aguadulce para caracterizar el tipo de fondo para posibles obras de ampliación de esta.

 

En los últimos meses se entregó el nuevo faro de Low Cay, localizado en la Isla de Providencia, el cual había sido instalado por primera vez el 17 de marzo de 1977 para garantizar el tránsito seguro de naves de tráfico nacional e internacional. Con esta nueva ayuda a la navegación, la Autoridad Marítima Colombiana reafirma su compromiso de mantener los puertos seguros cumpliendo con los estándares internacionales emitidos por la Asociación Internacional de Ayudas a la Navegación Marítima y Autoridades de Faros (IALA).

 

La Autoridad Marítima Colombiana continúa comprometida en su trabajo con la comunidad y las demás autoridades regionales y locales, contribuyendo con la reconstrucción y reactivación económica del Archipiélago, disponiendo de todas sus capacidades técnicas, científicas y humanas en beneficio de nuestra Colombia insular.


La Dirección General Marítima (Dimar), a través del Centro de Investigaciones Oceanográficas e Hidrográficas del Pacífico (CCCP), es pionera en el país en la investigación y generación de pronósticos de las condiciones oceanográficas del territorio marítimo nacional, con un rango de 2 a 6 semanas, escala de tiempo conocida como subestacional a estacional.

 

Mediante la generación de estos pronósticos de mayor alcance, es posible obtener información oportuna para la toma de decisiones estratégicas referentes a la seguridad integral marítima, y su aplicación contribuirá a la gestión oportuna de la pesca, la navegación, entre otros; contribuyendo al cumplimiento de los objetivos trazados por la Autoridad Marítima Colombiana, y al desarrollo de las comunidades costeras del país.

 

Para el óptimo despliegue y uso de estos pronósticos, la Autoridad Marítima ha implementado un software operacional que genera pronósticos subestacionales a estacionales de temperatura superficial del mar, como resultado de implementar la metodología NextGen, diseñada y asesorada por el Instituto Internacional de Investigación de Clima y la Sociedad (IRI), mediante la herramienta the Climate Predictability Tool en su extensión de Python, PyCPT, en la cual Dimar contribuye también como desarrollador activo.

 

Los primeros resultados de esta incursión se evidenciaron en el artículo 'The Benefits of Better Ocean Weather Forecasting', publicado en la revista de difusión científica Eos- Science News By AGU, en la cual, investigadores reconocidos internacionalmente declaran la importancia de mejorar las capacidades de pronósticos oceanográficos en múltiples escalas de tiempo, para contribuir con la gestión oportuna frente a la variabilidad y cambio climático.

 

La Dirección General Marítima continuará comprometida con el proceso de inclusión de pronósticos de otras variables océano-atmosféricas representativas, y con la generación de productos a la medida para los tomadores de decisión a nivel local, nacional y regional; adicionalmente, mediante estos productos y acciones, Dimar demuestra su liderazgo y pone al servicio de la sociedad sus capacidades técnicas y científicas, al contribuir con proyectos de impacto en las regiones.


Con el fin de seguir fortaleciendo las capacidades, procesos y procedimientos que garantizan la seguridad integral marítima y fluvial en el país, la Dirección General Marítima (Dimar) se encuentra revisando el nivel de cumplimiento de los instrumentos internacionales aprobados por Colombia, y que se deben implementar de la Organización Marítima Internacional (OMI), en preparación para la 'Auditoría OMI 2023'.

 

Es por eso que, en los últimos días, el Prefecto (R) de Argentina Roberto Tomas Annichini lideró una asesoría en la que se revisó el cumplimiento de la normatividad y certificación de competencias, control de centros de formación, normas de calidad, sistemas de simulación, viajes próximos a la costa y sanciones; además del plan de señalización, disponibilidad de ayudas y avisos a los navegantes, que se desarrollan en las zonas costeras y fluviales del país donde hace presencia la Dimar.

 

Asimismo, se abordó el funcionamiento del sistema de avisos meteorológicos, el sistema mundial de seguridad y socorro marítimo; así como la organización y coordinación de operaciones búsqueda y salvamento; eventos de contaminación y servicios de tráfico marítimo.

 

También se revisó la aplicación de las directrices en el control de los buques por el Estado rector de puerto a través del convenio Solas, Marpol y Líneas de Carga, entre otros.

 

La Autoridad Marítima Colombiana, en su proceso de mejora continua, promueve la estandarización de la gestión de la administración marítima nacional en la implantación de los instrumentos internacionales, generando una mayor confianza dentro del sector del transporte marítimo mundial.


La Dirección General Marítima (Dimar) continúa fortaleciendo las relaciones interinstitucionales con la Armada Nacional y la Aeronáutica Civil, con el fin de articular acciones en los protocolos de respuesta a emergencias que se puedan presentar en los mares y las regiones costeras del país.

 

En las últimas horas se llevó a cabo un ejercicio de búsqueda y rescate en el Caribe colombiano para poner a prueba la coordinación interinstitucional y atender oportunamente las señales de emergencia que se reciben en el Sistema de Búsqueda y Salvamento Marítimo Nacional; para ello se simuló la emergencia con el reporte de una aeronave con dificultades en su sistema eléctrico y propulsión, fallas que le hicieron acuatizar  en el  mar Caribe colombiano, a 40 millas náuticas de Cartagena, aproximadamente.

 

La llamada de emergencia que realizó la aeronave fue atendida por el Centro de Control Aéreo, de Barranquilla, de la Aeronáutica Civil, que activó inmediatamente los procedimientos de emergencia, alertando al Centro de Control de Salvamento Marítimo del Caribe, ubicado en el Centro de Operaciones de la Fuerza Naval del Caribe, en Cartagena, donde se procedió a designar al coordinador de la misión SAR (búsqueda y rescate, por sus siglas en inglés),  quien es el encargado del planeamiento y ejecución de la operación.

 

De ahí se inició el despliegue de las unidades para el rescate de las personas a bordo de la aeronave; se autorizó un helicóptero de salvamento y el zarpe de una lancha de reacción rápida de la Estación de Guardacostas de Cartagena, unidades de la Armada de Colombia que logran localizar la aeronave e inician el salvamento del personal a bordo que ya se encontraba en el agua. Una vez se realizó el rescate, el personal fue llevado a Cartagena para ser puesto a salvo y evaluar sus condiciones de salud.

 

 “Con este ejercicio se verificó el cumplimiento de los procedimientos que deben llevar a cabo cada unidad dentro del ‘Sistema SAR Marítimo Nacional’ para la atención de una llamada de emergencia de una persona que se encuentre en peligro en el mar”, indicó el Capitán de Navío (RA) Marco Olier Mendoza, responsable del Área de Seguridad Integral Marítima y Portuaria de la Dimar.

 

La Dirección General Marítima continúa comprometida con salvaguardar la vida humana en el mar con todos los protocolos dispuestos a nivel nacional e internacional; además, de la coordinación con la Armada Nacional de Colombia y la Aeronáutica Civil que permiten la realización de estos rescates.


La Dirección General Marítima(Dimar) continúa trabajando por reactivar la gestión bilateral con los países fronterizos; para ello, diseñó y llevó a cabo una agenda de trabajo con la Dirección Nacional de los Espacios Acuáticos de Ecuador y con el Instituto Oceanográfico y Antártico del Ecuador (Inocar), con el fin de tener un intercambio de buenas prácticas y lecciones aprendidas frente a las tareas y desafíos que estas instituciones asumen diariamente.

 

En una visita en Guayaquil (Ecuador), el Vicealmirante José Joaquín Amézquita García, Director General Marítimo, el Capitán de Navío Germán Augusto Escobar Olaya, Director del Centro de Investigaciones Oceanográficas e Hidrográficas del Caribe (CIOH), y Paula Pérez, Coordinadora del Grupo de Asuntos Internacionales Marítimos, acompañados por el Capitán de Navío Juan Manuel París, Agregado Naval de Colombia en Ecuador, y el Sargento Mayor de Comando José Enrique Martínez Mora, Secretario de esta Agregaduría, participaron en sesiones de trabajo y análisis sobre las diferentes temáticas marítimas regionales y mundiales, junto al Contralmirante Jhon Merlo León, Comandante de Operaciones Navales, Contralmirante Jaime Vela Erazo, Autoridad Marítima del Ecuador, el Capitán de Navío Juan Carlos Proaño Vega, Director General de Intereses Marítimos de Ecuador, y el Capitán de Navío Giorgio de la Torre de Inocar.

 

Este encuentro fue la oportunidad de afianzar el trabajo de cooperación entre los dos países, además, de profundizar las relaciones y gestiones que se adelantan con las instituciones ecuatorianas.

 

La Dimar continúa comprometida con el trabajo marítimo, fluvial y costero del país, contribuyendo en su desarrollo regional y posicionamiento a nivel nacional e internacional.


Colombia, a través del Centro Nacional de Alerta de Tsunami de la Dirección General Marítima (Dimar), continúa verificando sus protocolos de alerta de tsunami con actividades que involucran a los centros nacionales de alerta de tsunami de Chile, Ecuador y Perú.

 

Se simuló un evento de tsunami por un sismo de magnitud 9.0 en la costa sur de Perú que dejó a este país sin comunicación telefónica e internet; por ello, los países vecinos, a través de los protocolos de comunicación establecidos, debieron apoyar el envío de pronósticos e información de tsunami al Centro Nacional de Alerta de Tsunami de la Dirección de Hidrográfica y Navegación de la Marina de Guerra del Perú.

 

Uno de los objetivos establecidos fue probar la ejecución de los protocolos de comunicación en un horario no habitual, por lo que se inició a las 12:00 de medianoche, para que cada uno de los centros realizara los procedimientos de acuerdo con la evaluación emitida. A partir del inicio del ejercicio se realizó el seguimiento del evento y envío de la información producida por cada centro de alerta de tsunami en la región, haciendo uso de los diferentes canales de comunicación como la plataforma web para la difusión de boletines técnicos entre los centros de alerta, teléfono satelital y correo electrónico, como una oportunidad para verificar la respuesta oportuna y el funcionamiento de cada sistema.

 

Adicionalmente, se integró la participación de las capitanías de puerto del Pacífico colombiano y las estaciones de control de tráfico y vigilancia marítima, para así probar la comunicación desde nivel central y las acciones que se tomarían según el estado de tsunami declarado a nivel nacional.  

 

La participación en estos eventos de tipo nacional e internacional, han permitido verificar el funcionamiento de los procedimientos de comunicación entre los centros nacionales de alertas contra los tsunamis y el protocolo de comunicación regional del GT ATPS, con el fin de mejorar continuamente los procesos y tener una adecuada respuesta en caso de presentarse una alerta de esta categoría.


La Dirección General Marítima (Dimar), a través del Centro de Investigaciones Oceanográficas e Hidrográficas (CIOH), socializó los resultados y la metodología utilizada en el proceso de “Ordenamiento Marino Costero: Visión de Autoridad Marítima”.

 

En el desarrollo de la identificación de este ordenamiento marino-costero, se busca identificar las zonas marítimas ocupadas por diferentes actores, entre ellos: pescadores, gremios hoteleros, organizaciones offshore y sociedades portuarias, con el fin de analizar posibles conflictos que podrían presentarse por la ocupación de estas zonas.

 

De igual forma, con esta socialización se busca un intercambio de conocimiento con los actores involucrados para tener en cuenta sus experiencias cotidianas en estas zonas marítimas de la región.

 

"Para la Dirección General Marítima es de vital importancia compartir estos espacios porque permiten buscar soluciones para avanzar en el fortalecimiento del ordenamiento marino-costero, bajo un enfoque de Autoridad Marítima y zonificación", aseguró el Asesor de Defensa de Dimar, Fernando Afanador.

 

Por su parte, Yerlis Paola Núñez Núñez, representante de la Asociación Mixta de Pescadores de Arroyo de Piedra, agradeció a Dimar por la realización de estos encuentros considerando que permiten buscar soluciones a futuros conflictos que se puedan presentar por la ocupación de los espacios marítimos.

 

Asimismo, entre otras entidades que participaron se encuentran la Fundación Puerto Bahía, Surtigas, Marina Santa Cruz, Fundación Islas del Rosario, Asociación de Pescadores del Barrio Chino, Cenit Transporte y Logística de Hidrocarburos S.A Cotelco, Asociación Mixta de Pescadores Arroyo de Piedra y la Sociedad Portuaria Regional de Cartagena.

 

La Autoridad Marítima continúa con su compromiso de velar por la protección del medio marino, los bienes de uso público y la seguridad integral marítima de los colombianos.


Con el compromiso de velar por la seguridad integral marítima y la protección del medio marino, la Dirección General Marítima (Dimar) llevó a cabo el curso OMI 4.04-Administradores y Gestores Categoría Superior, Nivel 3, dirigido a quienes toman las decisiones en caso de un derrame de hidrocarburos en el territorio marítimo colombiano.

 

En el taller participaron los Capitanes de Puerto de Buenaventura, Tumaco, Barranquilla, Santa Marta, Cartagena y Coveñas; además del Comandante de Guardacostas de la Armada de Colombia, quienes actualizaron sus conocimientos en los protocolos que se deben tener en cuenta para la atención de emergencias o eventos relacionados con derrames de hidrocarburos y de sustancias potencialmente peligrosas en el medio marino.

 

Esta actividad hace parte de un ciclo de capacitaciones que adelanta Dimar en el marco de la actualización del Plan Nacional de Contingencias, que busca fortalecer la capacidad de respuesta de sus funcionarios en las Capitanías de Puerto del Caribe y Pacífico.

 

De igual forma, las Capitanías de Puerto coordinan periódicamente ejercicios prácticos, simulando posibles emergencias, en sus jurisdicciones, involucrando activamente al gremio marítimo para tener claridad en los protocolos y procedimientos que se deben tener en cuenta. En lo que va del 2021, se han efectuado ejercicios en los puertos de Turbo, Puerto Bolívar y Cartagena, además se está trabajando en la planeación de ejercicios en los puertos de Barranquilla y Santa Marta.

 

La Dirección General Marítima continúa comprometida con la protección del medio marino, teniendo como prioridad la verificación constante de sus protocolos para atención de emergencias en el marco de la actividad portuaria, de manera especial en el cargue y descargue de hidrocarburos.


Dentro de las actividades que enmarcan el Plan Nacional de Desarrollo del presidente Iván Duque Márquez, “Pacto por Colombia, Pacto por la Equidad”, que se focaliza en convertir al país en una potencia bioceánica para el año 2030, la Embajada de Colombia en el Reino Unido de Gan Bretaña e Irlanda del Norte y el Representante Permanente de Colombia ante la Organización Marítima Internacional (OMI) llevaron a cabo la presentación oficial de la candidatura de Colombia al Consejo de la OMI, en la Categoría C, donde se representan los intereses especiales en el transporte marítimo o navegación y cuya integración garantiza la representación de todas las grandes regiones geográficas del mundo.

 

Sumando a una de las prioridades del Plan Nacional de Desarrollo del Gobierno del Presidente, Iván Duque Márquez, “Pacto Por Colombia, Pacto por la Equidad”, que es convertir al país en una potencia bioceánica para el año 2030, la Embajada de Colombia en el Reino Unido de Gan Bretaña e Irlanda del Norte y el Representante Permanente de Colombia ante la Organización Marítima Internacional (OMI) presentaron oficialmente la candidatura de Colombia al Consejo de la OMI, en la Categoría C donde se representan los intereses especiales en el transporte marítimo o navegación y cuya integración garantiza la representación de todas las grandes regiones geográficas del mundo.

 

El evento que se llevó a cabo en la sede de la OMI, en Londres, contó con 80 invitados entre representantes permanentes de los Estados miembros y comunidad diplomática acreditada en Londres, quienes conocieron el trabajo que se adelanta en el país por la consolidación de un transporte marítimo cada vez más limpio, seguro y protegido, de acuerdo con lo establecido en la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

De igual forma, la Vicepresidente y Canciller, Marta Lucía Ramírez, presentó mediante un video en las cuatro aspiraciones principales de esta candidatura que consisten en proteger y promover los intereses y el bienestar de los trabajadores marítimos, siendo una voz protagonista de América Latina y El Caribe;  reforzar los esfuerzos mundiales para la protección del medio marino; potenciar el papel de la mujer en el panorama institucional marítimo; y, traducir la ciencia, la tecnología y la innovación dentro de la industria marítima en reglas y estándares efectivos.

 

El compromiso de Colombia de ser elegida representante ante el Consejo de la OMI se centrará en potenciar la cooperación técnica como fuente de conocimiento, experiencia y buenas prácticas en las redes marítimas regionales y mundiales; además de proporcionar seguridad marítima y protección a los flujos comerciales marítimos internacionales entre regiones del mundo.

 

De igual forma, trabajar en la conservación del ecosistema marino del Gran Caribe como zona marina especial y el corredor marino del Pacifico Este (Isla Malpelo) como zona marina particularmente sensible, así como apoyar la presencia y el desarrollo de la mujer en el sector marítimo, además de la protección y el bienestar de la gente de mar.

 

Desde la Autoridad Marítima ratificamos nuestro compromiso en la consolidación de Colombia como potencia bioceánica, velando por salvaguardar la vida humana en el mar, la protección del medio marino y la seguridad en la navegación.

 

Para tener en cuenta

Es la primera vez que Colombia aspira a una silla en el Consejo de la OMI, desde que adhirió a este Organismo multilateral en 1974. Las elecciones se realizarán entre el 6 y el 15 de diciembre próximo.


La Dirección General Marítima (Dimar) acompaña a los colombianos y visitantes extranjeros  en el desarrollo de la temporada vacacional de receso escolar, velando por salvaguardar la vida humana en el mar y los ríos fronterizos, además de la seguridad integral en la navegación; por ello, ha dispuesto de 130 inspectores que estarán haciendo presencia en las diferentes zonas costeras y fluviales del territorio colombiano, además de ocho botes bahía mayor y ocho estaciones de tráfico marítimo, donde se estará apoyando la labor de los inspectores en tierra.

 

Asimismo, desde el inicio de la temporada el pasado 9 de octubre, Dimar ha coordinado un plan de acción con las Alcaldías, Autoridades Civiles, Militares y Turísticas, además de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo, entre otros, con quienes adelanta controles en la verificación de rutas de embarcaciones de transporte de pasajeros, empresas habilitadas y con permiso de operación, así como la zonificación de playas y la verificación de los protocolos de bioseguridad  para prevenir la propagación del Covid-19, de acuerdo con las indicaciones dadas por el Gobierno Nacional.

 

De igual forma, desde las 18 capitanías de puerto marítimo y fluvial, se activaron los protocolos de seguridad revisando que los permisos y licencias se encuentren al día, así como el porte de los elementos de seguridad, y, el cumplimiento del cupo máximo de transporte de pasajeros con los implementos de seguridad.

 

La Autoridad Marítima trabaja a diario por la seguridad de los turistas, navegantes y el gremio marítimo y fluvial, a través de los diferentes dispositivos que tradicionalmente se realizan desde las capitanías de puerto, aportando a la seguridad integral marítima y fluvial nacional; además, recuerda a las marinas, clubes náuticos y agencias marítimas mantener los puntos de desinfección y registro; así como el distanciamiento social, el uso de elementos de bioseguridad, el registro de embarcaciones, tripulaciones y pasajeros.


Con el propósito de continuar generando conocimiento de los espacios marítimos del país, y en aras de cumplir los compromisos internacionales como estado miembro de la Comisión Permanente del Pacífico Sudeste (CPPS); la Dirección General Marítima (Dimar), a través del Centro de Investigaciones Oceanográficas e Hidrográficas del Pacífico (CCCP), inicia la versión número XXIV del Crucero Regional de Investigación Conjunta ERFEN (Estudio Regional del Fenómeno de El Niño).

Este crucero que tendrá una duración de un mes aproximadamente, espera analizar las condiciones físicas, químicas, biológicas y meteorológicas de la Cuenca Pacífica Colombiana (CPC), y contribuir con aportes significativos al entendimiento y seguimiento de eventos tipo ENOS en el Pacífico sudeste; asimismo, dentro de su área de estudio, desarrollará 115 estaciones en las zonas costeras y zonas insulares (Isla Gorgona e Isla Malpelo), comprendiendo los departamentos del Chocó, Valle del Cauca, Cauca y Nariño.

La travesía se adelanta a bordo del buque oceanográfico ARC “Malpelo”, y cuenta con la participación de 50 personas que conforman la tripulación y un equipo multidisciplinario del Centro de Investigaciones Oceanográficas e Hidrográficas del Pacífico.

Es importante señalar que el desarrollo del Programa ERFEN, ha permitido la aplicación de pronósticos de variabilidad climática y recursos pesqueros, por otro lado, ha aportado valiosos insumos y herramientas a la Autoridad Marítima colombiana para la toma decisiones estratégicas, con el fin de mitigar daños, desastres o efectos negativos ocasionados por eventos naturales.

La Autoridad Marítima Colombiana ratifica su compromiso con el desarrollo de cruceros investigativos que ayudan a comprender el comportamiento de los fenómenos naturales  y aportan valiosos insumos para la generación de conocimiento a lo largo del Pacífico Sudeste. Estas labores han garantizado el reconocimiento internacional de Colombia y su consolidación como potencia bioceánica.


El 2021 ha representado un año de nuevos retos para la Dirección General Marítima (Dimar) que en medio de la creciente reactivación del país continúa comprometida con el fortalecimiento de la economía a través de los mares y ríos que componen el territorio colombiano.

Como Autoridad Marítima se ha garantizado el tránsito seguro de naves nacionales e internacionales con la adecuación de 346 ayudas a la navegación entre boyas, enfilaciones, faros y balizas, garantizando que Colombia tenga mejores conexiones con alrededor de 7.000 puertos y 3.700 rutas de comercio marítimas de América, Europa, Asia y Oceanía; asimismo, cubre el 96.92% de la necesidad de ayudas que cumplen con las recomendaciones de la Autoridades de Ayudas a la Navegación y Señalización Marítima (IALA).

Esta estructura se ha ido fortaleciendo durante los 69 años de funcionamiento de la Autoridad Marítima contribuyendo con el fortalecimiento del poder marítimo nacional, velando por la seguridad integral marítima y la protección de la vida humana en el mar.

Asimismo, ha permitido que el movimiento de carga internacional durante el primer semestre del 2021, muestre índices favorables con el transporte de 67.210.228 toneladas; de igual forma, la cantidad de carga movilizada por concepto de exportación fue de 48.190.472 toneladas, representando el 71.70% del total de la carga transportada vía marítima en Colombia, denotando la importancia para la economía del país la exportación del granel seco (carbón) y líquido (crudo), en puertos como Santa Marta, Coveñas y Puerto Bolívar.

Se resalta el comportamiento del Puerto de Cartagena, por concepto de carga movilizada de exportación el cual fue de 7.278.872 toneladas, generando una variación positiva del 10.29% a comparación del mismo periodo del 2020, cuyo movimiento fue de 6.599.532 toneladas, esto por el incremento de carga salida por contenedores, general seca y general refrigerada, denotando la importancia de este puerto en el país.

La cantidad de carga movilizada por concepto de importación fue de 19.019.755 toneladas, representando el 28,29% del total de la carga transportada vía marítima en Colombia, es importante destacar que durante el periodo de emergencia causado por la Covid-19, el transporte marítimo fue fundamental para el abastecimiento de alimentos, energía, materias primas, bienes y componentes manufacturados de primera necesidad, incluyendo suministros y equipos médicos, en puertos como Cartagena, Buenaventura Barranquilla y Santa Marta.

Dentro de los retos asumidos en medio de la conmemoración de los 69 años de la Autoridad Marítima se continúa trabajando por la reactivación del turismo, el desarrollo de la Ley de Abanderamiento, el regreso de los cruceros y el aumento satisfactorios de las cifras en los puertos con el arribo de 50.613 naves nacionales e internacionales que han tenido un tránsito seguro en el territorio marítimo colombiano.

En las zonas costeras del país, donde el turismo es la principal actividad comercial se logró reactivar y zonificar 153 playas con vocación turística que actualmente cuentan con todos los protocolos de bioseguridad para su funcionamiento y que han recibido 272.143 visitantes nacionales y extranjeros que han transitado hacia las playas del Caribe y el Pacífico durante las dos últimas temporadas vacacionales de Semana Santa y mitad de año.

Con la apertura de las fronteras marítimas, también se inició la temporada de cruceros 2021-2022 con la llegada del crucero Star Breeze de bandera de Bahamas, procedente del puerto de Willemstad (Curazao), el cual arribó a Cartagena con 87 pasajeros y 176 tripulantes, y con el que se reactivó una importante actividad para la industria náutica como terrestre, donde confluyen otros sectores como guías, locales comerciales, entre otros.

También se logró la aprobación de la Ley de Abanderamiento que permitirá pagar menos fletes a navieras extranjeras que actualmente mueven el 97.6 % de importaciones y el 98.8% de exportaciones; además, se beneficiarán aproximadamente 15.000 marinos colombianos, quienes integran nuestra gente de mar a bordo de naves dedicadas al transporte de mercancía y personas, a la pesca, actividades deportivas y de recreo.

En el desarrollo científico e investigativo, la Dirección General Marítima (Dimar) participó en la I Expedición Científica Pacífico-Bocas de Sanquianga, donde fue posible evaluar la diversidad y abundancia de tiburones y rayas de la subregión Sanquianga-Gorgona; desarrollar espectro-radiometría a coberturas vegetales de mangle; muestreo de ictioplancton y gusanos marinos; llevar a cabo un catálogo taxonómico de reptiles y anfibios, y tomar muestras de agua y sedimentos del área de estudio en aras de determinar la presencia de variables como oxígeno disuelto, nutrientes, salinidad, bacterias, entre otras.

Asimismo, en un trabajo interinstitucional con la Comisión Colombiana del Océano (CCO), la Armada de Colombia, el Ministerio de Ciencia Tecnología e Innovación, Coralina y la Gobernación de San Andrés Providencia y Santa Catalina desarrolló la séptima Expedición Científica Seaflower Old Providence y Santa Catalina 2021 -1, donde se evaluó el impacto producido por los huracanes Eta e Iota en las Islas de Providencia y Santa Catalina, en la biodiversidad y los ecosistemas de esta región del país, teniendo como referencia la línea de información obtenida en la Expedición Seaflower 2019; además se estudiarán proyectos para potenciar estos ecosistemas estratégicos, implementando una restauración ecológica.

De igual forma, continúa fortaleciendo el poder marítimo a través de la investigación con el proyecto del nuevo Buque de Investigación Científico Marina que llegará a potencializar áreas del conocimiento oceánico como la Geología, Hidrografía y Meteorología; además de brindar apoyo técnico y científico en las operaciones navales, exploración y explotación racional de los recursos marinos. Este buque que tiene una inversión de $174.497.467 millones, se convierte en la primera de su categoría en tecnología, innovación e investigación que se construye en Colombia; además de contar con los requerimientos de navegación para viajar hasta la Antártida.

En la celebración de sus 69 años, la Dirección General Marítima (Dimar) reafirma su compromiso con la seguridad en la navegación, la protección de la vida humana en el mar y la preservación del medio marino; además de seguir aportando su conocimiento en el desarrollo, tecnología, investigación, innovación, conocimiento y protección de los Océanos a través del trabajo de los más de 1.500 hombres y mujeres que desde las 18 capitanías de puerto marítima, 2 centros de investigación en el Caribe y el Pacífico, 8 estaciones de tráfico marítimo, el servicio meteorológico marino y sus unidades a flote que permiten seguir consolidando a Colombia como país marítimo.


Como parte del convenio entre estas dos entidades que viene desarrollándose desde el 2009, se inicia hoy la campaña “Piston Core y Heat Flow” que tendrá una duración de 60 días y que tiene como objetivo principal la realización de estudios de investigación del potencial de nuestros mares y fondo marino.

En esta campaña participarán la ANH, Dimar  y Fugro, compañía multinacional especializada en recopilar y analizar datos geológicos, tanto en tierra como en el mar.

“A bordo del ARC Roncador se desarrollará el Convenio entre la Dimar y ANH; este es un ejercicio de coordinación entre entidades del Estado por un propósito país para conocer qué riquezas guarda Colombia en el fondo de sus mares. Es una campaña que reúne un componente tecnológico importante apoyado por expertos como lo son la ANH y Fugro y que se lleva a cabo en un momento en que estamos hablando de cambiar la matriz energética; necesitamos el gas para seguir construyendo el desarrollo social y económico del país”, aseguró el Vicealmirante José Joaquín Amezquita, Director General Marítimo.

Hasta la fecha se han realizado estudios de batimetría de alta resolución con una distancia recorrida de 315.129,58 km2 en el mar Caribe, correspondiente al 90% del territorio marítimo del Caribe colombiano. Como resultado hemos obtenido un muestreo de 50 puntos de Piston Core con núcleos de 2 a 4 metros de largo a profundidades desde los 2.000 metros a los 4.300 metros. Se ha realizado el muestreo de 15 puntos de Heat Flow que permiten obtener datos de temperatura de la columna de agua y el fondo marino.

En el Pacífico colombiano se ha levantado el 30% de territorio marítimo, recorriendo un total de 101.457 km/2

Para este año 2021, se desarrollarán 90 muestras de Piston Core y 45 de Heat Flow cuyos resultados serán importantes para continuar ofreciéndole oportunidades en exploracion a los inversionistas y generar los recursos necesarios para la reactivación económica  que tanto necesita el país.

“ Me siento satisfecho por la visita que hemos realizado al ARC "Roncador" con ocasión del inicio de la campaña de adquisición de muestras de núcleos y gradientes de calor en el fondo marino de la cuenca Colombia para lograr un conocimiento detallado del potencial económico de nuestro subsuelo”, concluyó el presidente de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), doctor Armando Zamora Reyes.


En las últimas horas, la Dirección General Marítima (Dimar) en medio de una operación conjunta con la Armada de Colombia y la Fuerza Aérea Colombiana, permitieron el despliegue del buque ARC "Providencia", salvaguardando la vida de 3 personas, quienes quedaron a la deriva a 75 millas náuticas al noreste de Puerto Bolívar, territorio marítimo colombiano, costa afuera de La Guajira, luego de que la embarcación en la que se transportaban, sufriera una avería en su casco que ocasionó filtración de agua y posterior hundimiento, poniendo en riesgo su integridad.

La llamada de emergencia recibida por el Centro de Operaciones de la Fuerza Naval del Caribe y las coordinaciones posteriores entre la Armada de Colombia y la Dirección General Marítima, permitieron el oportuno despliegue del buque de investigación científica ARC “Providencia” de la Autoridad Marítima Colombiana, el cual se desplazó hasta el lugar para asistir a los ciudadanos extranjeros, a quienes se les brindaron los primeros auxilios, así como alimentación e hidratación, garantizando su óptimo estado de salud y bienestar.

Los tripulantes, dos de ellos de nacionalidad irlandesa y uno de nacionalidad inglesa, se encontraban a bordo del velero “Pinoccio” de bandera alemana, el cual habría zarpado desde Cartagena con destino Curazao.

En aplicación del Convenio Internacional para la Seguridad de la Vida Humana en el Mar -SOLAS-, se contó con el apoyo de un buque mercante de nombre “Savannah” de bandera de Portugal, el cual permitió guiar hasta el lugar de la emergencia al buque de la Autoridad Marítima Colombiana, para apoyar el rescate. Asímismo, participó en esta operación una aeronave autorizada por RCC Curazao, la cual elaboró patrones de búsqueda pertinentes.

Los tres ciudadanos extranjeros fueron trasladados a la ciudad de Santa Marta, donde se realizarán las valoraciones médicas y trámites migratorios respectivos.

Este resultado hace parte de la integración permanente de la Armada de Colombia y la Autoridad Marítima de Colombia, permitiendo grandes avances en materia de salvamento marítimo, control de tráfico marítimo y sistemas de vigilancia, asumiendo tareas de Centro Regional de Búsqueda y Rescate, a través del empleo eficiente de los medios y recursos disponibles para salvaguardar la vida humana en el mar.

La Dirección General Marítima reafirma su compromiso con la seguridad integral marítima, poniendo a disposición todas las capacidades operacionales, técnicas y de su recurso humano para el bienestar de la gente de mar en el territorio colombiano. Asimismo, invita a la ciudadanía a implementar las normas requeridas para la navegación, entre las que se encuentran el correcto uso del chaleco salvavidas, verificación de sistemas de comunicaciones y propulsión de las embarcaciones.


Colombia continúa preparando sus sistemas de alerta de tsunami con el fin de fortalecer su capacidad de respuesta, fortalecer sus sistemas de comunicación y activar protocolos en caso de presentarse una alerta en las costas colombianas; por ello, se desarrolló el tercer ejercicio de alerta de tsunami junto con el Grupo de Trabajo de Alerta de Tsunamis (GT-ATPS) conformado por los Centros Nacionales de Alerta de Tsunami de Chile, Ecuador, Perú y Colombia.

 

El ejercicio que se llevó a cabo hoy fue liderado por Colombia a través del Centro Nacional de Alerta contra los Tsunamis de la Dirección General Marítima (Dimar), quien simuló el rol del Proveedor de Servicios de Tsunami para la cuenca del Pacífico, que es responsabilidad del Pacific Tsunami Warning Center - PTWC en Hawái.

 

En este ejercicio se utilizó un escenario con un evento generado por un sismo de magnitud 8.5 en la costa central de Perú que dejo a este país sin comunicación a través de telefonía convencional e internet, por ello, los países vecinos a través de los protocolos de comunicación establecidos apoyaron el envío de pronósticos e información de tsunami al Centro Nacional de Alerta de Tsunami de la Dirección de Hidrográfica y Navegación de la Marina de Guerra del Perú.

 

Una vez se inició el ejercicio, se dio seguimiento al evento y se envió la información producida por cada Centro de Alerta de Tsunami en la región, haciendo uso de los diferentes canales de comunicación: la plataforma web para la difusión de boletines técnicos entre los centros de alerta, teléfono satelital y correo electrónico, esto como una oportunidad para verificar la respuesta oportuna y el funcionamiento de cada sistema.

 

Asimismo, se integró la participación de las Capitanías de Puerto del Pacífico Colombiano y las Estaciones de Control de Tráfico y Vigilancia Marítima, para así poder probar la comunicación desde nivel central en Bogotá y las acciones que se tomarían según el estado de tsunami declarado a nivel nacional.  

 

La Dirección General Marítima reafirma su compromiso con la seguridad integral de las comunidades costeras del país; asimismo, mejora constantemente sus procedimientos con el fin de mantener una respuesta oportuna ante un eventual evento sísmico que pueda ocasionar un riesgo de tsunami.


Con el objetivo de continuar fortaleciendo su rol como autoridad marítima, la Dirección General Marítima (Dimar) avanza en la implementación del Sistema Integrado de Marina Mercante (Simam), aplicativo creado para la inspección de naves y artefactos navales en tiempo real.

 

Este sistema le permitirá al inspector de la Dimar mediante el uso de un teléfono movil, tablet o computador portátil, acceder a la lista de chequeo correspondiente para cada tipo de nave o artefacto naval a verificar, es decir, los elementos, estado, documentación, equipos y demás ítems a revisar tanto en naves de recreo como de pesca, carga, remolcadores, etc.

 

La información digitalizada arrojará el informe de inspección a la base de datos de la capitanía de puerto para así iniciar la generación de los certificados correspondientes, los cuales una vez se encuentren firmados por el Capitán de Puerto podrán ser descargados por los usuarios en la sede electrónica de la Dimar. Toda esta documentación quedará en el expediente de cada motonave o artefacto naval.

 

Por el momento, desde la Subdirección de Marina Mercante de la Dimar se adelantan las capacitaciones correspondientes al cuerpo de inspectores, con el fin de familiarizarse con la herramienta y, a su vez, repasar las normas dispuestas en los ámbitos nacional e internacional, en aras de garantizar la seguridad en la navegación, preservar la vida humana en el mar y velar por la protección del medio marino a partir de las diferentes actividades marítimas y portuarias que tiene lugar en Colombia.

 

Desde la Dimar se espera entrar en funcionamiento con este aplicativo para finales de año, hecho que contribuirá al posicionamiento de la entidad como autoridad marítima referente en la región.


En el marco de la reactivación económica que se adelanta en Colombia con la apertura de las fronteras marítimas y la consolidación de nuestro país marítimo, hoy arribó a Cartagena el primer crucero atendiendo todos los protocolos de bioseguridad dispuestos por el Gobierno Nacional para este sector.

 

El crucero Star Breeze de bandera de Bahamas, procedente del puerto de Willemstad (Curazao), llega con 87 pasajeros y 176 tripulantes, quienes estarán por 12 horas en ‘La Heroica’ para posteriormente zarpar hacia Panamá.

 

“Hoy estamos celebrando la primera llegada de un crucero post pandemia, marcando un hito para el país y su economía. De esta manera se reactiva una importante actividad en la ciudad tanto para la industria náutica como terrestre, donde confluyen otros sectores como guías, locales comerciales, entre otros. Sin duda, la reapertura del sector de cruceros nos anima como Autoridad Marítima a mantener los índices de seguridad marítima en los puertos del país y en Cartagena especialmente”, puntualizó el Capitán de Navío Darío Sanabria Gaitán, Capitán de Puerto de Cartagena.

 

Dentro del protocolo exigido para el arribo de estas naves, el cual contó con los aportes de la Autoridad Marítima, está el registro por parte de la Agencia Marítima en el Sistema de Tráfico Marítimo (Sitmar) de la Dimar, el cual incluye solicitud de arribo, listado de pasajeros, listado de tripulantes, declaración de sanidad, personal vacunado, entre otros datos que le permiten a las autoridades hacer un perfilamiento de la nave en aras de prevenir riesgos de contagio por Covid-19.

 

De esta manera se inicia la temporada de cruceros en el país, la cual se extenderá hasta el próximo 14 de junio de 2022; asimismo, de acuerdo con Procolombia al momento 128 cruceros han manifestado llegar a Cartagena en esta temporada, es decir, que la Terminal de Cruceros le daría la bienvenida a 212.517 pasajeros en tránsito y 101.053 tripulantes, para un total de 313.570 visitantes.

 

En el 2020 la temporada de cruceros fue cancelada debido a la emergencia declarada por el Gobierno Nacional debido a la Covid-19; sin embargo, en comparación con la última temporada registrada entre el 2018-2019 se recibieron cerca de 620.000 visitantes y 34 líneas de cruceros, para un impacto económico cercano a los 70 millones de dólares que se irrigan en la economía local.

 

La Dirección General Marítima destaca la reactivación de este importante sector en la economía del país, en especial, de las ciudades costeras como Cartagena, que se sigue consolidando como el principal puerto de turismo y carga a nivel nacional.


Continuamos trabajando en la reactivación económica del país y en el bienestar de los colombianos, por ello, desde la Dirección General Marítima(Dimar) celebramos la aprobación de la Ley de Abanderamiento, una iniciativa liderada por la Vicepresidenta Marta Lucía Ramírez que busca fortalecer la industria marítima, potencializar la generación de empleo, el desarrollo seguro del puerto y sus comunidades costeras.

 

La Ley de Abanderamiento que fue aprobada en plenaria del Senado, incluye 33 artículos, divididos en cinco títulos, donde se plantean aspectos esenciales de la Ley 730 de 2001, trazándose un registro único nacional clasificado para crear soluciones a problemas administrativos, delimitando requisitos exigidos a naves de alto bordo, cabotaje, pesca y recreo.

                                                     

El Presidente Iván Duque Márquez destacó la aprobación de la ley por medio de la cual se establece el régimen de abanderamiento de naves y artefactos navales en Colombia y anticipó que, con la norma, el país gana en competitividad y se vuelve atractivo a la inversión privada.

 

En el acto de divulgación de esa disposición legal, el Jefe de Estado expresó que “hoy Colombia marca un antes y un después en la política marítima, en la política, también fluvial, pero, antes que nada, marca un hito en un país que le apuesta en la competitividad de su economía a que ese sector en una nación bioceánica sea también un motor de desarrollo en todos los municipios de nuestros litorales”.

 

Su entrada en vigencia permitirá pagar menos fletamentos y fletes a navieras extranjeras que actualmente mueven el 97.6 % de importaciones y el 98.8% de exportaciones en Colombia; además, se incentivará el empleo ya que al estar una embarcación matriculada en el país deberá contar con un 80 % de tripulación colombiana.

 

Además, expone la facilidad de generar una matrícula provisional a la nave utilizando la sede electrónica, en un tiempo máximo de 72 horas; de igual forma, conceder la matrícula definitiva en 5 días, logrando reducir trámites y requisitos para el registro único nacional de naves. Se unifican otros trámites para mejorar los procesos y se dará un beneficio tributario que consiste en que lo que produzca la empresa con buques abanderados tendrá un 2 % sobre el impuesto de renta, que actualmente es del 31%.

 

Plantea agilizar los trámites de abanderamiento, dinamizar la inversión extranjera, desarrollar una flota mercante nacional de carácter estratégico e incrementar las naves en el registro nacional, beneficiando además a 15 022 marinos colombianos, quienes integran nuestra gente de mar a bordo de naves dedicadas al transporte de mercancía y personas, a la pesca, actividades deportivas y de recreo.

 

También aporta al crecimiento de las 428 mujeres que se encuentran vinculadas activamente a la marina mercante colombiana y al ejercicio marítimo de más de 32 000 personas preparadas en los 33 centros de formación y capacitación marítima para mantener vigentes sus competencias.

 

“Estamos logrando poner al servicio de la comunidad marítima, unos mecanismos especiales que permitirán agilizar los trámites en el abanderamiento de naves en Colombia. Será una oportunidad para generar empleo en medio”, puntualizó el Vicealmirante José Joaquín Amézquita García, Director General Marítimo.

 

Actualmente, Colombia cuenta con 4 088 naves registradas, de las cuales 125 son embarcaciones de tráfico internacional, mientras que 3 963 son de tráfico nacional relacionadas principalmente con transporte de carga, tanqueros, remolcadores, embarcaciones para pesca artesanal e industrial, lanchas de turismo y transporte de pasajeros, embarcaciones de recreo y deportivas.

 

La Dimar continuará trabajando por los hombres y mujeres que aportan diariamente al sostenimiento de nuestra economía, así como por la consolidación de Colombia como potencia bioceánica.


La Dirección General Marítima (Dimar) continúa fortaleciendo sus capacidades de respuesta a emergencias con el fin de salvaguardar la vida humana en el mar, la seguridad en la navegación y la protección al medio marino;  por ello, adelantó el curso de la  Organización Marítima Internacional (OMI) en Operador Primera Respuesta, Supervisor/Jefe en el Lugar del Siniestro, Administradores y Gestores de Categoría superior y Sistema Comando de Incidentes.

 

La actividad que se llevó a cabo en Barranquilla, aporta al fortalecimiento y el conocimiento del personal de las capitanías de puerto marítimas-fluviales y centros de investigaciones científicas  marinas del Caribe y Pacífico, todos con funciones de protección del medio marino; asimismo, esto ayudará en la toma de decisiones oportunas por parte de la Autoridad Marítima Colombiana.

 

También permitirá asumir las tareas derivadas en el  protocolo de respuesta a incidentes en actividades marítimas, en concordancia con los principios y disposiciones de los convenios internacionales marítimos concernientes a la seguridad, prevención, preparación y respuesta y cooperación ante eventos de contaminación en el mar.

 

Este curso y entrenamiento se desarrolla en el marco del Sistema Nacional de Gestión de Riesgo por Desastres (SGRD). De igual forma, la Dirección General Marítima  continuará trabajando con las autoridades y los diferentes actores del gremio marítimo y portuario, con el fin de mantener los mejores indicadores de seguridad integral marítima y fluvial del país contribuyendo al desarrollo del comercio nacional e internacional.


La Dirección General Marítima (Dimar), a través del Centro de Investigaciones Oceanográficas e Hidrográficas del Pacífico (CCCP), adelanta a bordo del bote tipo pilot ARC "Isla Cascajal", y mediante un sistema de ecosonda multihaz, un levantamiento hidrográfico en la bahía interna y canal de acceso de Buenaventura, que permitirá la actualización de la Cartografía Náutica Oficial de Colombia y propender por una navegación segura. 

 

Durante este levantamiento batimétrico, el personal de hidrógrafos aplica la técnica de marea en tiempo real, basada en el uso combinado de modernos receptores del Sistema Global de Navegación por Satélite, vértices de control de la red hidrográfica de referencia vertical y el modelo matemático de marea elipsoidales, generado por el CCCP para esta zona, y el cual permite tener el menor grado de incertidumbre en la corrección por marea durante estos procesos.

 

Una vez finalizado el levantamiento, se adelantará un proceso de edición cartográfica con los datos obtenidos, con el fin de consolidar las hojas finales y generar la nueva carta náutica del puerto de Buenaventura, en articulación con el Servicio Hidrográfico Nacional (SHN) del Centro de Investigaciones Oceanográficas e Hidrográficas del Caribe (CIOH). 

 

Es importante resaltar que el resultado de este levantamiento no solo servirá como fuente al SHN para la actualización de la cartografía náutica, también aportará a la seguridad integral en la navegación y valiosos insumos para la toma de decisiones por parte del ejercicio de la Autoridad Marítima Colombiana. Asimismo, según el Jefe Técnico Fernando Oviedo, funcionario del Área de Manejo Integrado de Zona Costera del CCCP, este soportará el análisis correspondiente al seguimiento del proceso de sedimentación presente en las áreas críticas de esta ruta navegable, la cual es frecuentemente objeto de relimpias y dragados, en aras de mantener condiciones óptimas de navegación.

 

Cabe destacar que esta actividad está programada en cumplimiento de los objetivos institucionales de la Dimar, los cuales buscan garantizar la seguridad integral marítima y portuaria del país, y al mismo tiempo identificar objetos, obstrucciones y rasgos en el fondo marino que puedan representar un riesgo en la navegación.

 

La Dimar continuará con la exploración hidrográfica de las aguas someras y profundas del Pacífico colombiano, asimismo seguirá actualizando la información de las aguas interiores marítimas, sistemas marinos y fluviomarinos, mar territorial, zona contigua y económica exclusiva, y ríos bajo su jurisdicción, en aras de brindar el mejor servicio al gremio marítimo.


Tras meses de trabajo entre autoridades del orden nacional y local para la reapertura del sector de cruceros en el país, el Ministerio de Salud y Protección Social expidió la Resolución 1123 del 29 de julio de 2021con la cual se adopta el protocolo de bioseguridad para la recepción de estas naves, tripulantes y pasajeros. Este documento contó con la contribución de la Dirección General Marítima (Dimar) a partir de su rol como Autoridad Marítima Colombiana.

 

En este sentido, la Dimar estará a cargo del protocolo de arribo y zarpe de la nave mediante la Estación de Control de Tráfico y Vigilancia Marítima y su Sistema de Información de Tráfico Marítimo (SITMar), plataforma a través de la cual la agencia marítima deberá reportar el aviso de arribo a puerto con mínimo 24 horas de anticipación, listado de tripulantes y pasajeros, su estado de salud, intención de desembarque en puerto, entre otros documentos que le permitirán al Departamento Administrativo Distrital de Salud (Dadis) hacer un perfilamiento anticipado para mitigar el riesgo de posibles contagios por la COVID-19.

 

Adicionalmente, las líneas navieras deberán contar con mínimo el 95 % de la tripulación vacunada y establecer un protocolo de bioseguridad al interior de la misma.

 

Entre el primero de enero y 11 de marzo de 2020, cuando el Gobierno Nacional decretó el cierre de fronteras, la ciudad de Cartagena había recibido 74 cruceros con 152 033 pasajeros y 61593 tripulantes.

 

La Dimar continuará aportando su rigor técnico y científico al servicio de la reapertura económica del país, manteniendo las medidas de bioseguridad y seguridad integral marítima en las diferentes actividades náuticas y portuarias, que le han permitido a Colombia consolidarse como país marítimo referente en la región.


Con el fin de fortalecer la seguridad integral marítima y salvaguardar la vida humana en el mar, la Dirección General Marítima (Dimar), a través del Centro de Investigaciones Oceanográficas e Hidrográficas del Caribe (CIOH), continúa aportando su conocimiento científico en aras de fortalecer el desarrollo tecnológico de la nación.

 

De esta forma y teniendo en cuenta los estándares de innovación de la Dimar, el Suboficial Segundo Guido Herrera y el Profesional de Defensa Emerson Herrera han creado una boya de deriva', la cual es una esfera de 25 cm de diámetro que permite medir el trayecto de un buque perdido, teniendo en cuenta el recorrido de la corriente del mar.

 

"Nos complace presentar esta boya de deriva creada en la Dimar. Este equipo 100 % colombiano, que permitirá apoyar las labores de búsqueda de buques y demás embarcaciones desaparecidas, consta de un módulo de comunicación radial y satelital que está conectado a un sistema de procesamiento y almacenamiento", aseguró el suboficial Guido Herrera, desarrollador de herramientas operacionales del CIOH.

 

Una vez la boya se encuentra en el mar, recibe la información, la procesa y la envía a un computador vía radial y satelital; de ahí, puede ser visualizada en un programa de geo-visualización en tiempo real.

 

De igual forma, la información suministrada por este equipo también es útil para obtener mejores resultados en modelos de búsqueda y rescate de personas en el mar; así como la detección de hidrocarburos.

 

El conjunto electrónico que integra la “Boya de Deriva” se encuentra alimentado por baterías de litio que, a su vez, se recargan por un sistema de paneles solares, lo cual ayuda a sostener la carga de la batería por largos periodos de tiempo.

Cabe resaltar que con la creación de este equipo de última tecnología, el país podrá ahorrar recursos económicos en compras internacionales de este tipo de productos.

 

De esta manera, la Dirección General Marítima continúa aportando al desarrollo tecnológico e investigación científica en beneficio de nuestros océanos, la seguridad en la navegación y la vida humana en el mar.